martes, 12 de julio de 2011

Del Té de Compost

El Té de Compost es el resultado de airear en una solución acuosa una cantidad determinada de compost de alta calidad durante un espacio de tiempo. La forma de aplicación es principalmente por vía foliar, ya que al ser una amalgama de bacterias aeróbicas benéficas los resultados son casi inmediatos. Por esto también es importante la calidad del compost utilizado o el agua, que no contenga cloro.


En nuestro caso, preparamos primero las maceraciones de las distintas plantas que vamos a utilizar. Lo habitual es usar Ortiga (Urtica dioica), Cola de Caballo (Equisetum mayor), Tomillo (Thymus vulgaris) y Milenrama (Aquillea millefolium). Cuando hay abundancia también utilizamos Helecho común (Pteridium aquilinum) y ahora hemos sembrado Consuelda (Symphytum officinale), porque las dos son plantas también muy interesantes por sus propiedades fertilizantes y reforzantes. En general, las hierbas aportan minerales imprescindibles para prevenir ataques fúngicos (Sílice en la Cola de caballo) o fertilizantes (Nitrógeno en la Ortiga). Además la mezcla de todas ellas creo que refuerza la actividad enzimática del té, mejorando al mismo tiempo la resistencia de las plantas a cualquier estrés.



La preparación del Té precisa de un proceso de aireación con un diámetro muy preciso de las burbujas de aire. Se pueden encontrar en el mercado distintos modelos, aunque nosotros tenemos acceso a una máquina estándar de la firma Growing System, y es la que usamos habitualmente. Tiene una membrana difusora en la base, una bomba incorporada en la parte superior, y una tapa donde va el filtro que incorpora el compost, con una piedra aireadora que se coloca dentro del compost para evitar procesos anaerobióticos.

 Lo siguiente es decantar con cuidado las hierbas para incorporar el líquido resultante a la máquina aireadora. Con las cuatro maceraciones conseguimos cerca de 70 litros, y el resto del volumen de la máquina lo completamos con agua de buena calidad.
Una vez la máquina llena de la mezcla de agua y maceraciones vamos a llenar el filtro superior con el compost. No es necesario tamizarlo mucho, solo eliminaremos los componentes más gruesos. El resto estará lleno de bacterias que necesitamos incorporar en nuestro Té.

Por último, ajustamos el filtro lleno de compost en la entretapa superior, quedando inmerso en la solución acuosa, conectamos la piedra del filtro a la bomba y dejamos aireando todo durante un tiempo mínimo de 24 horas.





El Té de Compost confiere resistencia a los cultivos y previene la mayoría de los problemas habituales, además de su reconocida capacidad fertilizante. Dado que en aplicación foliar la dilución recomendada es 80:1, siendo 80 los litros de agua utilizados por cada litro de té, y debido a que en nuestra mezcla incluimos las distintas hierbas, la mezcla final que hacemos es de un 1% de cada producto utilizado en la mezcla aireada, esto es, si usamos compost mas 4 hierbas distintas pondremos un 5%, osea 5 litros de la mezcla por cada 100 litros de agua.

2 comentarios: